Canadá y México llegan a quinta ronda del TLCAN como socios cercanos

Canadá y México llegan a quinta ronda del TLCAN como 'socios cercanos'

El 12/11/2017 09:00 p.m. en Economía

La quinta ronda de negociaciones del TLCAN se realizará en México del 17 al 21 de noviembre

México y Canadá llegan a la quinta ronda de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) como dos socios “cercanos y amigos”, como quedó demostrado en la reciente visita oficial del primer ministro candiense Justin Trudeau a México.

Sin embargo, mientras Ottawa y México rechazan la propuesta de 50 por ciento de contenido estadounidense en los automóviles, los negociadores canadienses se mantienen firmes en su propuesta de elevar los estándares laborales, algo que México considera que no es posible a nivel trilateral.

Recientemente, la empresa automovilística GM Canadá enfrentó una huelga por casi un mes, en protesta por la transferencia del ensamblaje de su modelo Equinox a México, por lo que cerró 600 puestos de trabajo en la provincia de Ontario.

La quinta ronda de negociaciones del TLCAN se realizará en México del 17 al 21 de noviembre, aunque esta vez sin la presencia de los principales jefes de los equipos negociadores.

Justo cuando se realizaba en Washington la cuarta ronda de negociaciones para modernizar el TLCAN, que lleva casi 24 años de vigencia, el líder canadiense decidió hacer su primera visita oficial a México, en donde reafirmó su compromiso en favor del libre comercio trilateral.

Los mandatarios de Canadá y México coincidieron en esa ocasión rechazar la cláusula de terminación (“sunset”) del TLCAN cada cinco años, como propuso Estados Unidos, y se pronunciaron a favor de un libre comercio que beneficie a las tres naciones.

Durante esa estancia de dos días en México Trudeau reafirmó los “cercanos lazos” entre ambas naciones, su “compromiso compartido” para modernizar el TLCAN y un “comercio progresista”.

Canadá y México “somos amigos cercanos que comparten objetivos comunes y trabajamos hombro con hombro para avanzar en ellos: desde la lucha contra el cambio climático hasta la construcción de economías que funcionen para todos, estamos unidos en nuestro deseo de un futuro mejor”, afirmó Trudeau.

En tanto, el presidente Enrique Peña Nieto resaltó que la visita de Trudeau confirma la “cercana amistad entre nuestra gente y gobiernos” y precisó que en los últimos 20 años Canadá y México han disfrutado de significativas ganancias económicas y sociales en el marco del acuerdo trilateral.

“Las importaciones mexicanas de Canadá aumentaron de 1.2 mil millones a 9.6 mil millones entre 1993 y 2016. Además, Canadá es nuestro cuarto socio comercial y la cuarta fuente de inversión extranjera directa en nuestro país”, precisó el mandatario mexicano en un artículo publicado en el diario The Globe and Mail en el primer día de este encuentro bilateral.

Sin embargo, a pesar de la “renovada alianza estratégica” que viven Canadá y México, y de las coincidencias que han mostrado en la mesa de negociación del acuerdo trilateral (luchar contra el cambio climático), existen diferencias respecto a los estándares laborales, sobre todo en el sector automotriz.

Los negociadores canadienses encabezados por la canciller Christia Freeland han puesto sobre la mesa trilateral la necesidad de mejorar los estándares laborales, propuesta impulsada por el sindicato Unifor, uno de los más grandes de Canadá, que representa a 310 mil trabajadores.

En las rondas de negociación el líder de Unifor, Jerry Dias, ha dicho que mientras los trabajadores canadienses del sector automotriz ganan 35 dólares la hora sus contrapartes mexicanas ganan dos dólares la hora.

“Si en Canadá se han cerrado plantas automotrices y en México se siguen abriendo más, eso prueba que el volumen de inversiones está allá, motivada por los bajos salarios”, acusó Días.

Por su parte, Christopher Monette, vocero de Teamsters Canada, sindicato que representa más de 125 mil trabajadores de transportes del sector comercio, afirmó que Canadá, México y Estados Unidos deben “competir en productividad y no en bajos salarios ni en costos laborales”.

Para los sindicalistas, “es tiempo de prepararse para un periodo de comercio sin TLCAN”, aunque el gobierno canadiense ha asegurado que se mantendrá en la mesa de diálogo, velando por los intereses de los canadienses.

Desde un ángulo un poco más optimista, Jerry Dias estimó que la propuesta proteccionista de Estados Unidos en el sector automotriz, con un 50 por ciento de contenido estadounidenses en la fabricación de autos es “un movimiento bully”, pero no tendrá porque las automotrices lo ignorarán.

"Todo este argumento sobre el 50 por ciento o el 85 por ciento, no significa nada, mientras Estados Unidos tenga un arancel del 2.5 por ciento para vehículos ligeros procedentes del extranjero. Los negociadores estadounidenses pueden gritar y amenazar, pero las compañías automotrices optarán por pagar el 2.5 por ciento”, añadió.

El líder sindical se mostró seguro de que ni Canadá ni México aceptarán dicha propuesta. “Sáquenlo de su cabeza porque eso no va a pasar”, aseveró.

En la quinta de siete rondas de negociación que comienza este viernes el tema de las reglas de origen para el sector automotriz será un asunto crucial para demostrar si esta mesa de diálogo está sirviendo para modernizar el TLCAN.

NTX/I/II/LGS/TLCAN17


Comentarios

Al dar clic en "Enviar" confirmas que has leído y estas conforme con el aviso de privacidad.
Volver arriba