"¡Vayan a los estadios, pero no en montón!"

Óscar Bermúdez

Por: Óscar Bermúdez,
el Miércoles 26 de Septiembre 2018

Ayer escuchando las medidas que la Liga MX y nuestro gobierno estatal señalaron como óptimas para frenar la violencia en los estadios me parecieron muy flojas.

Primero: La Liga nunca habló de deshacerse de los seudoaficionados que tanto manchan la reputación del futbol mexicano, por lo tanto, nos queda claro que les sigue interesando su MONEY.

Segundo: Eso de prohibir las caravanas tiene pinta de ser recomendada por el gobierno estatal, ya que claramente se ha visto sobrepasado de sus "posibilidades" para cuidar de la seguridad de nosotros, y según los policías de Fuerza Civil respondieron correctamente el domingo durante el ataque en Aztlán.

El único punto correcto que aplaudo es el padrón de las barras, y hasta eso se me hace que quedaron cortos, para mi gusto debería ser como en el Mundial de Rusia, y en caso de que se te pasen las caguamas y hagas tus desmanes en el estadio, pues ni modo, ya habrá oportunidad para alguien que sí sepa comportarse para entrar al Estadio.

¡Nuestras autoridades viven en otro Nuevo León!

Manuel González asegura que las imágenes de violencia que le están dando la vuelta al mundo no describen la realidad de Nuevo León.

Pero ¿cuántos le siguen comprando esa mentira a nuestro gobierno estatal?

Esta misma tarde se registraron manifestaciones en el interior del penal del Topo Chico, un cadáver cerca de otro penal y una balacera con cuatro muertos en plena colonia Obrerista. 

Antes diga, que solo debe responder al mundo por el actuar de Fuerza Civil, que según ellos actuaron de acuerdo con protocolos internacionales. Pero si le sacaron a aficionados con palos y piedras, imagínese cómo le sacarán la vuelta a los verdaderos criminales.

¡Cuidado con las cámaras!

Si algo nos quedó claro esta mañana es que cada persona con un celular es un paparazi en potencia.

Si no me creen, pregúntenle a los jugadores del Cruz Azul, que ya sea broma o no, fueron captados de una forma muy comprometedora. 

Así que si se va a poner cariñoso, cuídese de la cámara, o al menos péinese para que salga guapo en la toma.


Volver arriba