Presenta San Pedro unidad policiaca para delitos de violencia familiar

1 / 3
1 / 3

El delito de violencia familiar ha mostrado un aumento de más del doble a comparación con los últimos años

Durante el confinamiento, los casos de violencia han ido a la alza, ante ello el municipio de San Pedro presentó la Unidad Especial de Protección de la Policía municipal, que estará especializada en la detección, intervención, atención, protección, prevención y acompañamiento a las víctimas de violencia familiar.

Los datos señalan que de enero a mayo de 2020 se han registrado un total de 171 casos, un aumento del 106.02% a comparación del 2019 que registró 83; y un incremento del 87.91 en comparación del 2018, que registró 91 casos para el mismo periodo.

"La gran mayoría de las víctimas de violencia familiar, el 90%, son mujeres. La proporción aumenta al 95% si consideramos sólo a las víctimas mayores de 18 años. El resto de las víctimas son niños y adultos mayores. Los agresores suelen ser varones adultos, es decir, la violencia en el hogar proviene de los esposos, las parejas, los padres, los hermanos e incluso los hijos y los nietos.

"Para las víctimas de violencia familiar el confinamiento ha significado estar más tiempo con su agresor, aumentando la posibilidad de episodios violentos", indicó el alcalde Miguel Treviño.

Esta unidad de protección está conformada por 12 policías, de los cuales nueves son mujeres y tres hombres, y anteriormente había iniciado como un grupo de tarea hace 9 meses y hoy fue consolidad como unidad operativa.

"Las y los policías de la Unidad Especial de Protección cuentan con carreras profesionales como criminología, psicología, enfermería y derecho, es decir, que su actuación se va a basar en hechos y datos, en analizar la información para encontrar patrones de comportamiento, anticiparse a los problemas y plantear soluciones usando esa inteligencia", comentó el edil.

Quienes conformar la Unidad recibieron una capacitación especial en actuación policial con perspectiva de género, para poder ofrecer una respuesta inmediata a los casos de violencia familiar, intervenir adecuadamente en momentos críticos para poner a salvo a las víctimas, y ofrecer un seguimiento de los casos para garantizar la protección de las personas en el mediano y largo plazo.

notas relacionadas

comentarios